viernes, 3 de julio de 2015

¿Y EL NOMBRE DEL BLOG?

Esta fue la primera pregunta que me planteó un querido amigo cuando le comuniqué mi decisión de dimitir. Mi respuesta fue rápida y contundente: seguirá siendo el DIREBLOG.

Primero, por una cosa tan sencilla y tan simple como que el blog es mio y lo llamaré como quiera. No hay mucho más que decir. Podrá parecer mejor o peor, pero creo que queda claro.

Segundo, porque es ya una especie de marca en la red, de identificación con mi persona y mis ideas educativas. Y aquí el subtítulo del blog lo explica claramente; espacio para la reflexión educativa.

https://farm3.static.flickr.com/2855/13276386573_270265d01d_m.jpg
El blog nació en 2007 con la idea de ser una especie de diario personal donde se reflejaran algunas ideas y algunos acontecmientos del centro y ha ido inclinándose claramente hacia el lado de las opiniones y las reflexiones personales sobre educación. Cuando alguna vez he pensado cambiar el nombre, por determinadas circunstancias y/o porque reflejara claramente esa vertiente principal del blog, he pensado en títulos como "¿Y ahora qué?", "Aquí segimos" "Lo que era el Direblog". Ninguno me convence aunque puedan sonar bien.

Así que el Direblog sigue. Por mucho tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada