sábado, 28 de febrero de 2015

ANDALUCÍA, #28F Y #EXILIOANDALUZ

J%C3%BCdisches+Museum+Berlin+IV
http://www.flickr.com/photos/44239172@N03/5732408528
Hoy se celebra oficialmente el día de Andalucía. Hoy es 28 de febrero. Para celebrarlo, el Consejo de Estudiantes de la UPO (Universidad Pablo de Olavide) va a desarrollar una serie de actos y me propusieron participar con el tema del exilio andaluz, el proyecto colaborativo que vamos desarrollando una serie de profesores y centros andaluces. Precisamente, por ello, también participará en el acto una de las profesoras que forman parte del proyecto y algunos de sus alumnos del IES Juan de Mairena. Los actos organizados por el Consejo de Estudiantes serán los días 2 y 3 de marzo (debido a la huelga de estudiantes de esta semana) y, en concreto, nuestra participación será el día 3, a las 12, en el aula de grados del edificio 7 de dicha universidad.

Mi planteamiento va a ser muy participativo, a través de Twitter (#exilioUPO, #andaluciaYA o #ExilioAndaluz) para aclarar una serie de conceptos relativos al exilio y centrarme en cuatro aspectos: el exilio derivado de la guerra civil (exilio y represión), el exilio de la juventud actual (formación para el exilio), el tratamiento educativo de estos temas en diversos proyectos colaborativos como El Barco del Exilio y #ExilioAndaluz y lo que me interesa en el día de hoy: andalucismo y exilio. El tema central de la charla.

Y me interesa hoy por ser el día que es y para hacer una reflexión relativa a la relación entre andalucismo y exilio. Toda ideología nacionalista se basa en la identidad y en la diferencia. Los nacionalismos periféricos se desarrollaron en España por su capacidad de crear, de manera más o menos racional, una identidad propia (lengua, cultura, historia) y demostrar unas diferencias con respecto a otros. Estas diferencias se deberían a los distintos intereses económicos de algunas regiones como País Vasco o Cataluña o a la marginación y las condiciones de pobreza de la mayoría de la población como sería el caso, sobre todo, de Andalucía. Galicia queda en una situación intermedia de identidad propia y condiciones de pobreza.

V+Suldesign+2011
http://www.flickr.com/photos/47753500@N00/1174056656
Andalucía no tiene una identidad clara, es muy extensa, muy variada. No hay lengua, historia o cultura identitaria. Pero si ha tenido, y sigue teniendo, una característica propia: falta de desarrollo económico, centrado en el problema de la tierra en el siglo XIX y XX y en la falta de infraestructura industrial y de crecimiento moderno en el XX y lo que llevamos del XXI. Por desgracia, esa (y alguna que otra connotación más bien folcklórica) es la base de la sensación de ser andaluz. Y esa falta de desarrollo ha provocado la lucha campesina que derivó en muerte o exilio después de la guerra civil, en una brutal emigración en los años 60 y en el exilio actual de buena parte de nuestra juventud. Andalucismo y pobreza. Andalucismo y exilio.

Nos queda un año muy complicado y, seguramente, nos esperan cambios muy importantes. Que sean para que, de una vez, podamos estar todas y todos trabajando en y por nuestra tierra, sin que nadie se vea forzado a marcharse. Al exilio andaluz,

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada