lunes, 21 de octubre de 2013

LA HORA DE LA EDUCACIÓN

Vienen estímulos de todas partes, entradas de blogs, encuentros de docentes, cambios de paradigmas. Pero también se observan derrumbes colosales: esto no hay quien lo arregle, esto está cada vez peor, las familias no ayudan, el alumnado no quiere hacer nada, cada vez nos piden más y cobramos menos, cada vez hay más burocracia, lo único que vale es lo de "toda la vida". 

Vivimos momentos de incertidumbre, de fuertes contrastes (como los anteriores). Vamos a entrar en unas jornadas de lucha por la educación pública. No sólo por mejorarla sino, lamentablemente, por intentar mantenerla. Por eso, debe ser LA HORA DE LA EDUCACIÓN. De la educación pública. Porque, aunque pueda parecer radical, no hay otra. Si entendemos educación por progreso social, y no como un simple almacén de conocimientos.



Es la hora de decir que hay alternativas a la mercantilización de la educación.
Es la hora de decir que hay alternativas a una educación tradicional, de vuelta atrás, de palo y tentetieso, de la letra con sangre entra.
Es la hora de decir que nos sentimos orgullosos de la educación pública de calidad. Con equidad.
Es la hora de decir que sólo se mejorará la educación cuando la educación no sea un asunto en manos de políticos con minúsculas, aplastados por intereses partidistas.
Es la hora de decir que se hacen muchas cosas buenas en la escuela pública.
Es la hora de decir que hay grandísim@s profesionales en la escuela pública.
Es la hora de decir que sólo un cambio metodológico profundo mejorará el aprendizaje del alumnado.
Es la hora de decir que sólo con un verdadero consenso educativo podremos conseguir algo.


ES LA HORA DE LA EDUCACIÓN.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada