jueves, 24 de octubre de 2013

EL CENTRO Y SUS MÁRGENES,1: VIAJE AL CONTEXTO

La educación no es, no debe ser, un tema de discusión o de debate aislado de la realidad donde se produzca. El contexto marca unas condiciones que determinan las situaciones del debate. Pero, ¿el contexto educativo, de la educación, es algo aislado del contexto social, político, económico, cultural, tecnológico? ¿Y hay sólo un contexto educativo o podemos hablar de diferentes contextos de centro y de aula?


Por lo tanto, podemos concluir que el centro educativo se mueve dentro de unos márgenes contextuales que le facilitan o impiden, en mayor o menor grado, poder desarrollar su actividad educativa. Hay contextos sociales desfavorecidos que no permiten poder hacer cosas que sí se pueden hacer en contextos más favorables. Relacionados con estos contextos sociales, nos encontramos con contextos tecnológicos muy diferentes, en recursos, acceso, formación, herramientas y, por lo tanto, en posibilidades de adaptar el aprendizaje al contexto a las demandas de una sociedad cada vez más inmersa, para lo bueno y lo malo, en las TIC y en unas formas de aprender que ya no son como las de antes.

A veces, coinciden en un mismo centro contextos sociales y familiares muy diversos que aumentan las necesidades de atención a la diversidad no sólo de niveles de aprendizaje sino de situaciones socioeducativas. Por ello, es complicado plantear contextos de centro, aunque podamos simplificar en unas situaciones estándar que empobrecen los análisis y, por tanto, el diagnóstico de los verdaderos problemas existentes. Es cierto que, como hemos planteado más arriba, podemos hablar de contextos desfavorecidos y no desfavorecidos, pero en la mayor parte de los casos la frontera se diluye y el contexto del centro es muy variado aunque pueda predominar una tónica general.


Debido a ello, debemos hablar también de contextos de aula, de la variedad del alumnado y sus familias, de la organización y estructura visible e invisible de la misma, de la coordinación de su equipo docente, etc.
Y nuestro alumnado tiene que aprender en este contexto tan diverso y tan incierto y en un mundo globalizado donde las tecnologías de la información y la comunicación han sustituido a los medios tradicionales de adquisición de conocimientos y han democratizado y facilitado su acceso universal. En teoría. Porque hay lagunas, brechas u océanos amplios por falta de recursos, por comodidad y por desconocimiento, que limitan las ventajas del aprendizaje expandido y ubicuo.


Para limitar esos efectos, es necesaria la conjunción de varios factores. En primer lugar, una actualización metodológica relacionada con las TIC, como medio universal de acceso y creación de conocimiento, y al contexto, por su diversidad y variabilidad. En segundo lugar, un nuevo enfoque del aprendizaje del alumnado orientado hacia la contextualización, la permanencia y al empoderamiento del mismo. En definitiva, que aprendan entendiendo su situación social y personal, que aprendan a aprender durante toda su vida y a tener estrategias de resolución de problemas y situaciones complejas y que creen su propio conocimiento con las herramientas que tengan o que se les pueda proporcionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada