sábado, 4 de abril de 2015

CÓRDOBA. EABE. DOS SEMANAS.

Córdoba es una ciudad muy cercana para mi. He estado en ella muchas veces. He ido en coche, en tren y en...bicicleta (en una aventura juvenil inolvidable). He ido de viaje cultural cuando estaba en el cole, con mis amigos de facultad a disfrutar de la noche cordobesa, como ponente del II Congreso de Historia de Andalucía, con mis hijos de visita y, antes, a visitar a mi compañera de entonces, y de ahora, que estudiaba en la "Normal" de Magisterio. En estos últimos años también he ido para colaborar con el CEP de Córdoba en varias actividades donde siempre ha sido un placer coincidir con mi amiga Pilar Torres (@ptorresc) y mi amigo Pepe Moraga (@PepeMoraga).

Córdoba, como todas las ciudades andaluzas, es una maravilla. Pero, también, es única. Pasearse por la judería, la Mezquita, la Muralla, la Corredera, el puente romano, la torre de la Calahorra, las Tendillas. Repito, una gozada. Siempre gusta visitarla y vivirla



Si además, resulta que la próxima visita va a ser para vivir y disfrutar también del EABE, pues queda poco que decir. Córdoba y EABE. Casi "na". Sólo pensar en la conjunción de ambos conceptos me produce sensaciones difíciles de explicar. Imaginarme en Córdoba, compartiendo, charlando, desvirtualizando, reencontrando. Aprendiendo. Con el espíritu EABE. Soñando otra Escuela. O reconociéndola en los que compartamos el encuentro.

Será en Córdoba. Será un EABE. A veces, también pienso que crear muchas expectativas puede verse defraudado por algún motivo. Será imposible. Porque será en Córdoba. Y, sobre todo, será un EABE, Rodeado de gente maravillosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada