lunes, 21 de julio de 2014

DATOS Y REFLEXIONES SOBRE #flippedUIMP

Ha pasado un tiempo, el justo para descansar un poco, hacer otras cosas pendientes o que han surgido, crear el storify del hashtag #flippeduimp, aprovecharme de las entradas de @salvaoret resumiendo el curso y sacar conclusiones de las respuestas de los participantes en el curso del cuestionario on line que algunos rellenaron durante mi taller.

Bien, pues después de todo esto, creo que podemos extraer dos conclusiones generales:

  • Hay mucho interés entre el profesorado en buscar alternativas al trabajo más o menos tradicional desarrollado en las aulas. Pero ese interés se topa con que existen varias posibilidades para hacerlo (PBL, flipped classroom, trabajo por tareas, etc.), con la dificultad de implementar alternativas válidas, o con ciertas dosis de viabilidad, ante la falta de tiempo y el desconocimiento de herramientas TIC que facilitarían mucho este cambio y con la posible resistencia de sectores de la propia comunidad educativa
  • La decisión de cambiar metodologías es sobre todo un cambio de mentalidad docente porque frente a esa decisión no importan brechas digitales, escasez de recursos, falta de tiempo o resistencias de terceros.
Pero vamos a detallarlas y a ilustrarlas con los datos que tenemos del cuestionario. Según este, el profesorado que lo rellenó se sitúa en una posición intermedia (imagen 1) en relación con el nuevo rol docente propuesto (como guía, orientador de aprendizaje, administrador de contenidos y organizador del aprendizaje colectivo del alumnado). Y lo explican, en general, por falta de formación, por falta de referencias y experiencias conocidas y con resultados positivos, por la resistencia del entorno, falta de tiempo para buscar y elaborar materiales, el individualismo docente, la rigidez de currículos y espacios, recelo hacia Internet o falta de confianza con las TIC.


imagen 1

Sin embargo, cuando se les plantea dónde les gustaría estar en esa escala (imagen 2), la gran mayoría se identifica con el nuevo rol docente y las nuevas metodologías activas. Y lo justifican de la siguiente manera:
  • el aprendizaje es más enriquecedor, útil y duradero para el alumnado.
  • Porque es que ya está aquí.
  • Se aprende haciendo.
  • Mejorar el aprendizaje en otros entornos distintos al aula.
  • Mayor motivación del alumnado.
  • Aprovechar la diversidad.
  • Necesidad de compartir y aprender de compañeros.
  • Estar a la altura de lo que el alumnado necesita y la sociedad demanda.
  • Las inmensas posibilidades de la red para proporcionar oportunidades de aprendizaje.
  • Superar la división entre la escuela y la vida.
  • Obtener mejores resultados.
  • Manejar más herramientas TIC.
  • Necesidad de nuevas competencias y compromisos docentes.
También en esas respuestas hay reticencias con respecto a las TIC, a cambiar radicalmente de metodología, que se complica la labor docente mientras que se simplifica la del alumnado y a la aceptación de por parte de otros docentes, familias y alumnado.


imagen 2

En cuanto a las ventajas e inconvenientes del cambio docente, casi todas las respuestas coinciden en los siguientes inconvenientes:

  • Brecha digital o falta de recursos
  • Falta de formación docente.
  • Resistencia al cambio.
  • Gestión y uso en el aula de ordenadores y otros dispositivos.
  • Dependencia de la tecnología.
  • Continua cambio y evolución de materiales y actividades.
  • Mayor lentitud en el proceso de aprendizaje.
  • Necesidad de mucho tiempo de planificación.
  • Dificultad de la coordinación docente
  • Excesivos contenidos.
  • Olvidarse de las fuentes escritas.
  • Favorecer la lectura rápida e irreflexiva.
  • Dificultades en la evaluación.
Y en cuanto a las ventajas, aparecen las siguientes:
  • Mayor motivación, implicación y participación del alumnado.
  • Mayor autonomía del alumnado en su aprendizaje. El alumnado es protagonista de su aprendizaje.
  • Aprovechar el conocimiento de la red.
  • Fomentar la autoestima del alumnado, la creación de redes y del trabajo colaborativo y cooperativo, la creatividad y el trabajo en equipo, una retroalimentación constante y la creación de PLE del alumnado
  • Mejorar las competencias del alumnado.
  • Mayor formación del profesorado que facilitará su cambio de mentalidad.
  • Adaptar aprendizaje y realidad.
  • Posibilidad de enseñanza más individualizada.
  • Intervención más efectiva del docente en clase.
  • Se aprende haciendo.
Alba+alla+Seggiola+del+Papa+-+Dawn+at+Pope%27s+Chair+Rock+-+Il+Passetto+-+Ancona+-+Italy

Bien, y después de todos estos datos algunas reflexiones.
  • Se sigue confundiendo TIC con simple tecnología o cacharrería. Cuando se habla de TIC se habla con recelo: desconocimiento de herramientas, que la lectura es rápida e irreflexiva, que se olvidarían las fuentes escritas, se desconfía del uso de los dispositivos. En definitiva, desconocimiento y recelo de lo que se desconoce. Aunque está aquí. Por otra parte, la gran cantidad de herramientas existentes asustan un poco a los docentes ante la falta de tiempo para manejarlas y dominarlas.
  • Se necesita una formación docente más metodológica y didáctica que tecnológica.
  • Se necesitan narrar experiencias de éxito para poder lanzarse a la piscina de la innovación.
  • Se reconoce la necesidad de hacer al alumnado más protagonista de su aprendizaje y de acercar lo que ocurre fuera del aula a lo que se desarrolla entre sus cuatro paredes.
Creo que esto es lo más significativo. Y para finalizar me permito algún consejo.
  • Lo importante no son los contenidos, sino el aprendizaje. No debemos dejar de hacer cosas diferentes porque nos dominan los contenidos. Estos pueden aprenderse y desarrollarse de muchas maneras y no hace falta, ya, que se los sepan todos. Sólo tienen que saber buscarlos y asumirlos.
  • Se puede empezar por cierta actividades, por ciertos temas, por desarrollar alguna unidad o tema de manera más innovadora, para ir corrigiendo e ir ajustando la metodología a lo que el alumnado necesita.
  • No hay que agobiarse con las herramientas. Con una cuenta gmail podemos hacer desde lo más simple a lo más complejo (Yotube. Blogger, Sites, Drive, Maps...). Empecemos por lo que podamos dominar y ya encontraremos alternativas más llamativas, brillantes o eficaces. Lo importante no son las herramientas, sino lo que el alumno hace en clase y lo que el alumnado aprende. Lo importante no es la tecnología, sino la metodología. El alumno aprende haciendo un vídeo o analizando críticamente una noticia de un periódico impreso.
  • Y sobre todo, hay que tener expectativas en el alumnado. No podemos desconfiar, pensar que no van a ser capaces, que no van a querer, que se van a resistir. Si tenemos esta actitud negativa, todo saldrá mal y creeremos que la innovación y el cambio docente no sirven y son imposibles. Si acudimos a clase y planteamos el cambio confiando en el alumnado, posiblemente te sorprenderán.
Buena suerte. Seguro que os sale bien y vuestro alumnado lo agradece.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada