sábado, 12 de marzo de 2016

¿QUIÉN HA DICHO QUE NO SE PUEDE?

¿Quién? ¿Quién ha dicho que es muy difícil, casi imposible, desarrollar proyectos de aprendizaje en el aula? ¿Quién ha dicho que no se pueden evaluar las competencias, que es muy complicado y mejor ni intentarlo? ¿Quién o quiénes?



Seguramente, algunos de ellos no estuvieron en las Jornadas de Provinciales de Trabajo por proyectos en Ciencias Sociales del CEP de Málaga. Y no sólo por lo que se puedo ver en la sesión de la mañana donde pudimos ver herramientas, proyectos y algunas experiencias muy llamativas (alguna ya fichada para la Historia es puro Teatro) sino, sobre todo, por la experiencia vivida en el taller de por la tarde, un taller pensado con la idea de que el profesorado asistente comprobara que en menos de una hora se podían diseñar proyectos de aprendizaje que se podían llevar al aula sin problemas y que podían desarrollar y evaluar las competencias fácilmente. Y vaya si lo hicieron. Lo que me lleva a una reflexión que comentamos en las reflexiones finales de cada sesión del taller (había tres talleres simultáneos y hubo tres sesiones por el que fue pasando todo el profesorado de manera rotativa): no nos faltan ideas, ni capacidad, lo que nos falta es tiempo para sentarnos y planificar y diseñar tareas y proyectos comunes.

Pongo varios ejemplos:
  • Una exposición de mapas de la evolución de la reconquista elaborados por el alumnado que se fuera explicando a otros cursos, a las familias o a alumnado de otros centros y desde los dos puntos de vista: cristiano y musulmán. Se planteó la idea de hacer una tarea integrada con Música y Plástica.
  • Una guía de viaje a Sevilla donde el alumnado se preparara la explicación de los principales monumentos y las expusieran in situ cuando se realizara la actividad.
  • Un estudio de la época final del dominio musulmán de Málaga y de los primera época del dominio cristiano que quedara reflejado en un vídeo.
  • La globalización en la Edad Moderna: las especias, los descubrimientos, los nuevos productos, las nuevas rutas comerciales, etc., con elaboración de recetas, explicaciones el alumnado, etc.
  • Un mapa elaborado con My Maps con varias capas donde se vea desde el inicio del imperialismo hasta las consecuencias de la Primera Guerra Mundial.
Y cuál es el secreto, o los secretos, para hacer esto posible. Pues muy sencillo, y por eso pueden salir proyectos por un tubo o proyectos como churros: integrar los elementos del currículo y diseñar y desarrollar actividades y tareas de aula relacionadas con los estándares y con el producto final pensado para el proyecto. Bueno, y el otro es comprender que hay que utilizar metodologías activas y una evaluación formativa.

Y, entonces, quién ha dicho que no se puede.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada