domingo, 27 de diciembre de 2015

¿PODRÁN CAMBIAR EL MUNDO?

Estamos en momentos de incertidumbre política y, sobre todo, social. La situación de tantas personas desahuciadas o que no tienen ni casi para comer o la situación de los refugiados y los migrantes, el resultado de las elecciones, la situación de Cataluña y, sobre todo, para quienes nos dedicamos a la educación, la situacion de nuestra juventud, nos tienen es ascuas. 

Y mira por donde (es lo que tiene estar de vacaciones y salir más) el otro día tuve la suerte de encontrarme con antigu@s alumn@s, algunos de hace mucho tiempo y otros más recientes. Estaban en dos reuniones distintas, pero terminamos en la misma y hablando sobre educación y sobre su situación. Algun@s son emigrantes producto de "un pais de mierda que nos ha echado", otros están en paro y otros estudiando diferentes grados e incluso el MIR.


De la conversación, o más bien conversaciones, se podrían sacar algunas conclusiones que muestran muchas de nuestras incapacidades, como la de aprovechar lo que hemos creado entre todos, la de valorar lo que tenemos delante por prejuicios mal entendidos y la de cambiar esquemas o paradigmas.

El primer tema que salió en la conversación fue el proyecto #lebrijanosxelmundo ya que algunos están en Inglaterra, en Dubai o en Alemania Se comprometieron a paticipar y de ahí salieron los motivos de su "exilio": falta de trabajo, pero, sobre todo, de perspectivas, aunque la cosa vaya mejorando. Perspectivas no sólo de tipo de trabajo y de salario sino de sensacion de libertad y de eso que podemos definir por "modernidad" y que podríamos caracterizar por falta de corsés, de límites que todavía encuentran en su país.

De ahí nos fuimos a la formacón, a su formación. Alguna comentó que "todas las carreras deberían tener una especie de MIR" y eso no gustó entre algunos de los contertulios, aunque reconocieron que la idea no está mal siempre que no suponga un gasto más porque, si no, pasará como con los máster y como ya está pasando con los propios grados, que sólo estuduará el que pueda, digo el que tenga dinero. Como siempre, o casi siempre. Reconocieron su buena formación, sentirse orgullos@s de haber estudiado en "El Virgen", pero también que la formación en otros países, la universitaria sobre todo, es mucho más práctica y operativa y menos teórica y memorística que la española y que eso les perjudica. Incluso, uno de ellos, llegó a afirmar que "si ponen un MIR para todos los grados, para los maestros tenían que poner cuatro o cinco, de comprender y respetar al alumnado, de nuevas tecnologías, de nuevas metodologías, de educación para la igualdad y alguno más". Casi nada


De ahí saltamos a las "etiquetas" que muchas veces l@s docentes ponemos al alumnado condenándoles a soportar una imagen que es muy difícil de superar aunque algun@s hayan sido capaces de desmentirla y quitársela de encima. Una alumna recordó como algunas profesoras la querían enviar a diversificación cuando estaba en 3º de ESO y cómo, sin embargo, otr@s no les hicimos caso por lo que hizo y terminó bachillerato y ahora trabaja de maestra en un centro de educación especial disfrutando de su trabajo y acordándose de esas profesoras pero, sobre todo, de otr@s que sí creyeron en ella. Otro exalumno, que trabaja en Inglaterra de cara al público, me recordó (porque fue hace poco y compartió aprendizaje conmigo en 2º de bachillerato y estuvimos hablando del tema en su momento) que estuvo a punto de no aprobar 2º de bachillerato porque no se le daba bien...¡¡¡el inglés!!! y casi lo desahucian porque no trabajaba, no entregaba las actividades, etc., y reconoció que, en definitiva, se aburría, ya no aguantaba más un sistema cerrado y, para él, ineficaz y repetitivo. 

Nos fuimos a casa con una sensación agridulce: de satisfacción por haber compartido tertulia con much@s antigu@s alumn@s que podemos considerar JASP (Jóvenes Pero Sobradamente Preparados) y ver lo claro que tienen muchas cosas y de desazón por saber que todavía estamos en manos de aquellos que han vendido humo y han hundido su futuro. ¿Tendrá esto arreglo? Yo soy siempre optimista, así que pienso que sí es posible. Porque, entre otras cosas, es completamente necesario e imprescindible. Y ell@s quieren cambiar el mundo. ¿Le ayudamos?

¿Qué opinas tu?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada