martes, 2 de abril de 2013

PERDONEN LAS MOLESTIAS

Perdonen las molestias por tener un blog personal.
Perdonen las molestias por dar mi opinión en mi blog personal.
Perdonen las molestias por no tener censura previa a los comentarios realizados sobre mis opiniones y mis entradas.
Perdonen las molestias por entender que la libertad de expresión tiene como único límite el insulto personal.
Perdonen las molestias por entender que la crítica entra dentro de los cauces normales de la manifestación de opiniones personales. Y nadie, persona o colectivo, debe tener el privilegio de quedar al margen.
Perdonen las molestias si no me hago responsable de las opiniones de los demás. Aunque aparezcan en mi blog. Porque no son mías. Esa es mi idea de lo que se llama OPEN, idea de la que participo en la red. Es lo que pienso y es lo que defiendo.


También me gustaría recordar que la intransigencia y la intolerancia se definen, básicamente, como la falta de capacidad para admitir las opiniones de los demás. Para reflexionar.


Si no gusta lo que aquí se opina y se comenta, con no entrar en el blog es suficiente. Hay muchos blogs. Y, seguramente, mejores y mucho más interesantes que este.

Gracias por vuestra audiencia. No sabía que fuera tan amplia. Siempre es una satisfacción.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada