sábado, 20 de junio de 2015

¿DAS CLASES O COMPARTES APRENDIZAJES?

Que conste que la cuestión del título de la entrada no supone un planteamiento disyuntivo o excluyente, sino un enfoque diferente del mismo hecho educativo. Pero es que en una conversacion con buenos amigos en el Congreso Con Euterpe de Sanlúcar (María Adela Camacho y Pepe Martín) coincidíamos en que no "dábamos" clase. No, no es que seamos unos vagos de tomo y lomo que lleguemos a la clase y nos pongamos a leer el peiódico, a jugar al solitario o a consultar páginas tontas de Internet (ya sea a la vez o de forma consecutiva). Es que hacemos otras cosas. 

En el subconsciente de todo el mundo está implantado el concepto de "dar clase". Me "dió clase" fulanita, "doy clase" en 1º B, la maestra que le "da clase" a mi hija. Es lo normal, todo el mundo lo acepta como lo normal. Dar clase. Sin embargo, si pensamos bien qué significa, estaremos de acuerdo en que supone una transmisión en la que todo el protagonismo recae en la figura del maestro omnisciente: la maestra da clase al alumno, le transmtite conocimientos, valores, actitudes. Incluso puede llegar a ser un ejemplo. Es el modelo de la Escuela industrial.

Photowalk%237
http://www.flickr.com/photos/28179929@N08/3142627339
Creo que ese modelo ya no es válido. Y no digo que no sea válido transmtir conocimientos, valores, actitudes y poder ser un ejemplo para el alumnado, porque eso es lo que intentamos tod@s, sino que ahora en la sociedad digital y líquida debe hacerse de otra manera. Hay innumerables estimulos de conocimiento fuera de la Escuela (no entro a juzgar su valor), Hay una sobreabundancia de información (infoxicación). Y hay muy poca capacidad para escoger los estímulos y las informaciones más válidas. 

Ejemplos. Si un alumno necesita una información sobre cualquier tema, busca en Google y normalmente recoge la información de la Wikipedia (de la que estoy muy a favor por lo que supone de democratización del conocimiento) o busca en Youtube algún vídeo sobre cómo hacer algo (por ejemplo, mi hijo para hacerse el nudo de la corbata). En alguna tarea de aula, le pedía al alumnado que buscara un vídeo sobre un tema y me lo resumiera o que planteara preguntas sobre el vídeo para que los compañeros la contestaran. Normalmente elegían el primero y sólo buscaban un poco más para encontrar el más corto sin importarles si era conveniente o no. En definitiva, tienen acceso a mucha información y de manera muy rápida e inmediata pero no saben seleccionar lo mejor aunque sí lo más rápido y lo más fácil.

III+Festival+de+Sonidos+Electronicos+e+Industriales
http://www.flickr.com/photos/77118917@N00/5494428719
Por lo tanto, creo que ya no debemos utilizar el concepto dar clase en el sentido unidireccional porque el alumnado recibe constantemente información desde muchas direcciones y la del maestro o la maestra es ahora una más. No la única. Por eso, a mi me gusta hablar de compartir aprendizajes. Compartir y no dar. Compartir conocimientos, actitudes, valores entre todos, lo cual me sirve, por ejemplo, para resolver la tarea que antes planteaba como un ejemplo, guiando y orientando al alumnado hacia el vídeo que mejor resuma o enfoque el tema que tenían que trabajar para que aprendan a elegir y ser autónomos. Para que no se conformen con lo más corto o lo más fácil. Para que entiendan que todo lo que tienen a su disposición no sirve de mucho si no lo entienden o no tienen criterio para elegir. Guiar. Orientar. Compartir. Me gusta.

Os dejo un vídeo genial que resume todo esto. Creo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada