domingo, 31 de agosto de 2014

CAMBIANDO EL RITMO

31 de agosto. Parece un día fatídico. ¿Vuelta al trabajo? Como dice la frase, "encuentra un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar un sólo día de tu vida", lo que me pasará a partir de mañana es un cambio de ritmo. Haré casi lo mismo, pero atado a unos horarios, con más prisas quizá; pero, en lo esencial, algo no muy diferente a lo que he hecho durante todo el verano. 

Algunos pueden ver esto como algo indeseable o inconcebible. Yo lo veo como una ventaja. No hay nada más gratificante que hacer lo que te gusta: leer, escribir, diseñar actividades y planificar y programar un nuevo curso con nuevos y estimulantes proyectos. Al hacerlo a un ritmo más pausado te da tiempo a cargar las pilas, tanto en el sentido físico y mental como en el docente.

Cambiando el ritmo.

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada