miércoles, 14 de julio de 2010

Jornadas de Almagro. La Escuela 2.0.

Acabo de regresar de las VI  Jornadas de Almagro sobre la escuela 2.0. La verdad es que ha habido de todo y lo que más me ha llenado ha sido, principalmente, el trabajo por ámbitos con experiencias del profesorado más experto e innovador en este campo y , también, las aportaciones de la última ponencia de Pere Marqués. Otros contenidos han sido, podríamos decir, menos aprovechables y válidos y otros han sido algo desconcertantes, sobre todo, las intervenciones de las editoriales sobre la escuela 2.0 y los libros digitales. 

En el ámbito 1, que es en el que yo he participado, sobre la dinamización de un centro (lenguas, humanidades y ciencias sociales) hemos constatado la gran cantidad de materiales y posibilidades existentes gracias al trabajo y la experiencia de Mariano Lázaro, Pepe Giráldez, Evaristo González y Antonio Conejo. Se han visto aplicaciones, materiales, enlaces, etc. que nos pueden ayudar a desarrollar la escuela 2.0. 

Las aportaciones de Pere Marqués, pienso que pueden ayudar a poder involucrar a más profesorado en esta nueva aventura.

Sin embargo, creo que de las Jornadas, todas y todos nos llevamos una conclusión: la escuela 2.0 o la web 2.0 se basa en un principio revolucionario para la institución escolar: EL TRABAJO COLABORATIVO. Es lo que se ha venido en llamar  LA METODOLOGÍA 2.0. Ese trabajo colaborativo destaca, sobre todo, entre el profesorado. Se trata de una nueva metodología de trabajo que puede permitir que, al instante (sólo hace falta conectarse), se cuente con la ayuda y el apoyo de un gran número de profesores y profesoras y de una multitud de recursos. No hay que tener miedo, tenemos que ir dando pasos y  no estamos en el vacío, contamos con una red muy tupida (metáfora, bastante apropiada, por cierto) de materiales y personas que van a ayudarnos, van a animarnos y van a servirnos de base para nuestro trabajo y para nuestra apuesta por una formación más completa de nuestro alumnado.

Quizá pudiera mencionar otra conclusión, creo que generalizada: LAS DUDAS. No dudas sobre la conveniencia o no de la escuela 2.0, sino sobre su funcionamiento (conexión, materiales) y su aplicación (profesorado más tradicional y poco imbuido de esta nueva metodolgía). Finalmente, una cuestión relacionada con todo lo anterior: no se trata de tecnología (aparatos. programas, enlaces, herramientas, etc. etc.), se trata de metodología. De estar dispuestos a dar pasos en ese sentido.

Desde el momento que la metodología 2.0 se vaya extendiendo las dudas irán desapareciendo. Va a ser u proceso largo, de vaivenes, pero, espero, definitivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada