domingo, 28 de diciembre de 2014

CONVERSACIONES DE NAVIDAD

Estas fiestas son unas fechas en las que se comparte más con la familia y cuando se sale a dar un vuelta se coincide con personas que hace tiempo que no ves o con las que hace tiempo que no compartes una conversación. Además, son unas fechas en las que se valora más la amistad, la familia, la solidaridad y también donde son mucho más evidentes los contrastes que muchas veces nos ponen en situaciones algo comprometidas. Y más en época de crisis, como en la que todavía estamos. Y más en un cambio de época, como en la que también estamos.

The+sad+kokeshi+%E3%81%93%E3%81%91%E3%81%97+doll+++++++Bokeh+%E6%9A%88%E3%81%91
http://www.flickr.com/photos/56458464@N03/5411568196
Precisamente sobre esos temas trata esta entrada. Sobre cómo enfocar los problemas que nos acucian (a algunos más que a otros, seguro) y sobre cómo plantearnos los cambios educativos que se nos amontonan.

La primera conversación fue sobre cómo solucionar los problemas del "mundo mundial". Con alguien muy cercano y que ve las cosas con la exuberancia y la radicalidad de unos 20 años muy concienciados. Hay que luchar, que salir a la calle para acabar con tanta miseria, económica y humana. Hay que construir un mundo nuevo, Hay que luchar por ello. Y no vale la mojigatería burguesa de las protestas de sofá contra el gobierno, el sistema, los recortes y tanta mangancia. Uno ve el tema desde la distancia de la edad, desde la experiencia, desde la formación histórica y desde el adocenamiento burgués y no tiene más remedio que darle la razón y tiene uno ganas de salir a la calle a luchar por ese mundo. Y uno piensa que ahora es posible. Al menos intentarlo. Porque sólo es imposible lo que no se intenta. ¡Adelante!

07BAIRES.jpg
http://www.flickr.com/photos/26998168@N02/7187987380
La segunda es más concreta y posiblemente levante algunas ampollas. Se trata de una conversación sobre el atraso en la paga de los docentes en esta navidad. Cuando un amigo tuyo te estampa que somos unos egoístas, que sólo nos miramos el ombligo por quejarnos de que se retrasa nuestra paga y ¡la extra! y no caemos en la cuenta del hambre que pasa mucha gente, de la miseria que nos rodea y de quienes no saben desde cuando no cobran un salario ni saben hasta cuando van a estar sin hacerlo, te tienes que plantear las cosas de otra manera. Y esta conversación tiene mucho que ver con la anterior, porque nos indica que nos metemos en nuestro mundo, nuestras necesidades, nuestros problemas y perdemos la perspectiva. Por mucha razón que podamos tener.

Le+champ+de+colza
http://www.flickr.com/photos/85405788@N00/320067515
Y la tercera, sobre educación. Hablando con un antiguo alumno. Estaba con su hija pequeña y una amiga que jugaban con un móvil. Empezamos a comentar cómo eran sus clases (hace 20 años) y cómo eran las de ahora. Y mirando a las dos niñas coincidimos en que es imposible que aprendan como antes; que eran tan despiertas, vivas y activas que no serían capaces de aprender como antes, atendiendo a un maestro mucho tiempo o haciendo actividades mecánicas y sin mucho sentido, porque su campo de aprendizaje es tan amplio que no puede estar limitado, sino complementado y guiado, por la Escuela. Fue una conversación muy enriquecedora, para mi antiguo alumno que se dio cuenta de que su hija aprendía en cualquier momento y lugar y para mí porque me enfrenté a la realidad que tenemos delante como educadores.

En fin. Seguimos en navidad, seguiremos conversando. Seguiremos aprendiendo. Porque estamos en un cambio de época y han cambiado y van a cambiar muchas cosas.

https://www.flickr.com/photos/pepe_alfonso/5744289414/


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada