lunes, 31 de mayo de 2010

DISCURSO DEL ACTO DE CLAUSURA DEL CURSO 2008-2009.

Hay muchos momentos destacados a lo largo de un curso y el acto de clausura, en el que estamos, es uno de ellos, porque cierra de manera muy brillante y de una forma simbólica todo un curso de mucho trabajo y esfuerzo de toda la Comunidad Educativa y es un encuentro final de celebración y reconocimiento por lo realizado.

Del mismo modo, en la tarea de dirigir un centro educativo se suceden muchos momentos importantes y el final de este curso es especial, porque se cumplen seis años como director del instituto. Termina un ciclo o período de dirección y comienza otro nuevo de cuatro años, con la tranquilidad de ánimo y la legitimidad que da el visto bueno ampliamente mayoritario del Consejo Escolar, y que espero sea, al menos, igual de fructífero y satisfactorio.

Cabe, por tanto, teniendo en cuenta todo lo anterior, relacionar los dos hechos, ya que muchos y muchas de los que ahora terminan 2º de BTO son nuestra primera promoción como Equipo Directivo, es decir, entraron en 1º de ESO en nuestro primer año en la dirección. Es, por lo tanto, una promoción especial desde el punto de vista profesional. Pero, además, como todos sabéis, es también una promoción especial desde el punto de vista personal.

También cabe, dejando aparte legítimos sentimentalismos, hacer un balance de estos seis años. Un balance que objetivamente, creo, tiene que ser muy positivo.

o Primero, porque el Centro ha crecido, y lo ha hecho en muchos aspectos: alumnado, grupos, oferta educativa, infraestructuras, etc.

o Segundo, porque se ha conseguido un Centro abierto, que es referencia para su Comunidad, para la localidad y para otros centros de otras localidades, que ven en el Virgen del Castillo un ejemplo de formación y de organización.

o Tercero, y más importante, porque, como podemos comprobar todos los años en este acto, se realiza un gran esfuerzo para poder ofrecer una enseñanza de calidad que permita acciones formativas tan dispares y eficientes como el PARCES (PROA), participar en el programa de Modelo de Parlamento Europeo con alumnos seleccionados en la fase regional y nacional, realizar un recital poético y musical o tener cursos de adaptación curricular que permiten al alumnado con dificultades conseguir su título.

o En definitiva, concluir que, a pesar del trabajo, del esfuerzo y de los problemas que todo esto acarrea, la satisfacción es muy grande y en una hipotética balanza siempre pesa muchísimo más todo lo positivo y reconfortante que lo problemático y lo negativo.

Pero esta satisfacción y esta euforia, si se quiere, no significa que no haya que mejorar y que haya asuntos y temas por resolver y retos por conseguir. Sobre todo, en un momento de cambios educativos tan importantes como estamos viviendo y que, desde luego, sólo podemos afrontar juntos, como Comunidad Educativa, sin protagonismos estériles, sin corporativismos trasnochados y retrógrados y con respeto por el trabajo y las obligaciones de cada uno de nosotros.

Sin embargo, no podemos olvidar que los verdaderos protagonistas de este acto son las alumnas y alumnos de 4º de ESO y de 2º de BTO y todas y todos los que van a ser reconocidos por algún motivo en este magnífico escenario.

El alumnado de 4º de ESO y de 2º de BTO ha llegado a una de sus metas. Ahora quedan otras que les llevarán a una formación más específica y, antes o después, al mundo laboral. Todos y todas sabéis, porque lo tenéis muy reciente, que hay que hacer un esfuerzo importante para conseguir el objetivo. Os pido que siempre lo tengáis, que siempre marquéis en vuestro horizonte una meta que merezca la pena conseguir, porque esa meta hará posible y necesario vuestro esfuerzo y provocará que al final sigáis consiguiendo los retos que os vayáis marcando. Enhorabuena a todos los que tituláis ahora y un recuerdo a los que lo harán en septiembre. Recordad que formáis y formaréis siempre parte de nuestra Comunidad Educativa y que las puertas del centro siempre estarán abiertas para los que ya termináis.

Por otra parte, los reconocimientos que se van a entregar muestran el amplio abanico de posibilidades que ofrece el Centro: alumnado del PARCES, mejores expedientes académicos, participantes en programas deportivos, lectores y lectoras empedernidos, alumnos y alumnas excelentes, etc., algo que refleja la oferta formativa amplia e integral que quiere ofrecer el instituto.

En último lugar, quiero manifestar mi agradecimiento a todos los sectores, instituciones y organizaciones, que forman parte de nuestra Comunidad.

Al Sr. Inspector, aunque para mi es simplemente Mariano, por su apoyo, sus consejos y su cercanía, al Ayuntamiento, por su colaboración, a los Servicios Sociales municipales por el esfuerzo de este curso por disminuir el absentismo, a la asociación Andalucía Acoge por el proyecto de interculturalidad y mediación que desarrolla, a la asociación local ALPRED por ayudar a llevar a cabo una experiencia muy positiva para el centro y a la empresa Aulas Formativas por contratar a nuestros monitores del Deporte en la Escuela.

A las familias, porque en su inmensa mayoría colaboran con el centro comprendiendo y respaldando la labor del profesorado creando así las bases de una buena educación para sus hijos. En este sector, me gustaría agradecer especialmente la labor del AMPA Alameda por su trabajo y colaboración con el Centro.

Al profesorado, porque con su trabajo y su dedicación va consiguiendo perfilar la educación y los conocimientos de nuestro alumnado. Muchas veces no se entiende bien su inmenso trabajo, pero quien ha vivido la realidad de algún aula sabe la dificultad que entraña la labor docente y podemos estar muy orgullosos del profesorado del Centro. Sin embargo, quisiera hacer aquí una pequeña reflexión. El profesorado, en general, no sólo el de este centro, debería comprender que el centro se proyecta más allá de las cuatro paredes de un aula, de la sala de profesores o de un departamento y que es algo más amplio, que abarca actos como el que estamos celebrando ahora aquí.

También, al Personal de Administración y Servicios, que hacen posible el día a día de nuestro instituto con una labor callada y poco reconocida.

Al personal contratado por el Centro gracias a sus proyectos, monitores del Deporte en la Escuela, Apoyo al alumnado inmigrante, PARCES y a la trabajadora social de este último programa, porque prolongan más allá del horario lectivo normal las líneas de actuación y la idea de centro que tenemos.

Al Alumnado, porque es el principal protagonista del sistema educativo. Hacia él van dirigidos todos los recursos utilizados y todas las miradas de familias y profesorado. Y nuestro alumnado, salvo casos muy, muy excepcionales, es un buen alumnado, aunque para mi, personalmente, me parece no sólo bueno, sino extraordinario.

Al Departamento de Actividades, y sus más directos colaboradores porque mucho de lo conseguido por el Centro, en general, y este acto anual, en particular, se debe a su dedicación y trabajo.

Al Equipo Directivo, porque hace posible la organización y gestión del instituto y hace más llevadera la responsabilidad de la Dirección.

Y, para terminar, gracias a todas y todos porque me hacéis, simplemente, FELIZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada