lunes, 31 de mayo de 2010

DESDE LA CORNISA 3.

LA EDUCACIÓN ENREDADA

Terminaba el artículo del número anterior situando los retos y los problemas educativos en un contexto de crisis de crecimiento; de lo establecido que se resiste a desaparecer y de las novedades que se cuelan por los resquicios que abren los cambios sociales, culturales y tecnológicos.  Desde la cornisa de nuestro instituto se observa, con un juego de palabras, una tendencia inequívoca a una educación enredada, a una educación en red, donde las nuevas tecnologías (o más bien los nuevos medios que las tecnologías ya conocidas nos ofrecen) nos abren una inagotable fuente de conocimiento. Pero dentro de este primer enredo general existe otro más particular: cómo desarrollar todas estas inmensas posibilidades en el ámbito educativo.

Las tecnologías de la información y la comunicación tienen dos características fundamentales: proporcionan gran cantidad de información y de conocimientos y están continuamente evolucionando, sobre todo en sus formas. Para la primera, creo que el dicho popular de que lo que no esté en Google no existe, es clarificador, porque nos indica que la red nos proporciona una cantidad ingente de información, conocimientos y recursos que, en muchos casos, nos desbordan, y que se ha convertido en el recurso más rápido y utilizado para obtener información. Si esta primera característica es muy importante para el ámbito educativo porque nos lleva a “enredarnos”, la segunda es fundamental porque es la que nos ofrece las distintas modalidades para esos posibles “enredos”.

Desde un punto de vista general, podemos observar dos modelos parecidos: las plataformas y las redes sociales. Las primeras, orientadas al intercambio de información y desde el punto de vista educativo, sobre todo, a la formación, en lo que ha venido en llamarse el E-learning o aprendizaje en línea, en la red: moodles o aulas virtuales de formación del profesorado en prácticas, de las direcciones de los centros educativos, de los Centros del Profesorado, cursos online, etc. Y las segundas, a las relaciones sociales en la red, con intercambio de imágenes y creación de grupos con todas las posibilidades que ofrece y, lógicamente también, con todo el riesgo que sabemos que supone esto.  Relacionadas con estas dos modalidades de “enredo”, dependiendo de su utilización, están los blogs y las wikis, que son utilizados para cuestiones personales y para ofrecer información muy amplia y variada.  Tampoco podemos olvidar cómo el alcance de los medios telemáticos llega hasta servicios básicos que cada vez se están extendiendo más como pueden ser las oficinas o secretarías virtuales, la administración electrónica, los certificados digitales, las compras por Internet e incluso ¡el cambio de compañía médica! Todo esto es lo que hace tiempo se denominó la revolución digital, el tercer entorno o Telépolis[1] ó, actualmente, Internet 2.0.

En definitiva, nos encontramos con una cultura y un mundo nuevo, lejos del dominio de los medios convencionales y que suponen un campo de formación y de información en libertad completamente revolucionario, donde el control, sobre todo en el ámbito de las redes sociales, lo tiene el ciudadano, el individuo y donde nadie, teóricamente, controla la actividad realizada. Sin embargo, se corre el riesgo de compartir información y formación sesgada y sin contrastar y aquí es donde podemos ver la relevancia de una buena formación para evitar estos posibles problemas derivados de la utilización masiva de las TIC.

Por lo que respecta al enredo educativo, nos encontramos en pleno inicio de la escuela tic 2.0, una nueva forma de intentar desarrollar las TIC, no sólo en los centros educativos sino también fuera de ellos. Desde hace unos años se han ido creando Centros DIG y TIC, es decir, centros con dotación de ordenadores que tenían que ir, poco a poco, utilizándose en la gestión del centro y en las distintas áreas para aplicar las TIC en el aula. Esto ha provocado la aparición de una red de centros con una infraestructura muy importante que se ha utilizado, desde mi punto de vista, muy poco o, al menos, sin sacarle todo el partido posible. Sobre este tema de la escuela tic 2.0 hay dos opiniones contrapuestas, aunque no tendrían porqué serlo. Por una parte, los que consideran la inversión de dotar de ordenadores a todo el alumnado de 5º y 6º (más otras medidas menos llamativas, como las pizarras digitales y otras imprescindibles y complejas como crear la infraestructura necesaria en los centros para la conexión a la red) un gasto excesivo e inútil que se podía haber dedicado a otras cuestiones educativas más urgentes y necesarias. Otros opinan que es una nueva oportunidad para extender definitivamente las TIC y que esa inversión facilitará la competencia digital del alumnado y del profesorado y que, además, es algo que se desarrolla no sólo en otras comunidades autónomas sino en países menos desarrollados como una forma de salvar la distancia tecnológica con el mundo más desarrollado (por ejemplo, el Plan Ceibal en Uruguay[2]).

En relación con este último aspecto, se nos ofrece en el horizonte un nuevo elemento que añade argumentos, tanto a la toma de postura sobre el asunto de la escuela 2.0, como al de la crucial importancia del sistema educativo para el desarrollo de las TIC. Ese elemento no es otro que la llamada brecha digital, que ya no es sólo entre quien tiene posibilidades y quien no las tiene de utilizar las nuevas tecnologías –la primera brecha digital-, sino entre quien utiliza estos medios sólo para la diversión y el ocio y quien los utiliza, además, para asuntos más serios como la formación, el trabajo o el conocimiento, o lo que es lo mismo, la segunda brecha digital. No es raro encontrarnos alumnos y alumnas, nativos/as digitales puesto que han nacido y crecido en el mundo de las TIC, que sólo saben chatear en las redes sociales, buscar en el google y la wikipedia, ver vídeos en el youtube o similares, descargar música, entrar en páginas de juegos, etc.; pero que son incapaces de contrastar información con otras fuentes, de elaborar un texto o un trabajo y ni siquiera saben guardar un archivo o mandar un correo electrónico.

Está claro que el tema es polémico y que plantea muchas dudas e incertidumbres, pero creo que también debe entenderse que es inevitable la presencia y la progresión de las TIC en educación, y aunque podamos discrepar sobre si es lo más urgente y necesario, lo que no puede dudar nadie es que resulta imparable. Sobre este aspecto queda planteada a medio plazo la cuestión de los materiales educativos, libros de textos digitales, e-books, etc., que están a la vuelta de la esquina, aunque todavía sin saber muy bien cómo introducirlos en el sistema. Es decir, que el alumnado venga al centro sólo con su ordenador portátil no queda muy lejos. Y eso sí que será una revolución, tanto por el cómo se puedan utilizar esos materiales como por el vacío metodológico que puede crear.

El caso es que nos encontramos con una sociedad y una educación enredada y que si lo está la primera, a la segunda no le queda otra que estarlo también. Primero, porque no es nada bueno que se distancie una de otra y, segundo, porque sólo el sistema educativo puede y debe buscar las herramientas y las estrategias para que el alumnado sepa utilizar los inmensos recursos de la red en beneficio del conocimiento y no de lo banal y lo superfluo.

Y aquí cabe una pequeña reflexión sobre el papel del profesorado. Pienso que a pocos docentes les cabe ya ninguna duda de que han perdido el monopolio del saber, porque éste también se ha enredado, y que su rol ha cambiado totalmente -y va a seguir cambiando más todavía- porque ahora es más un facilitador de estrategias que un comunicador de saberes; y que en el ámbito de lo planteado anteriormente sobre el impulso de la escuela 2.0, su papel es fundamental para que el alumnado aprenda a discernir en la red lo que es aprovechable y lo que no lo es. Por eso, aunque su situación se ha modificado, su papel en la sociedad de la información y la comunicación sigue siendo imprescindible, sigue siendo el eje de la formación, aunque de otra formación y otra educación. Una formación y una educación enredadas dentro de una sociedad inevitablemente enredada.


Manuel Jesús Fernández Naranjo



[1] Echevarría, Javier. Los Señores del aire: Telépolis y el Tercer entorno. Ediciones Destino, Colección Áncora y Delfín nº 870, ensayo. Primera edición, 1999.
[2] http://ceibal.edu.uy/. Página de este plan de extensión de las tic 2.0 en Uruguay. Muy interesante

DISCURSO DEL ACTO DE CLAUSURA DEL CURSO 2008-2009.

Hay muchos momentos destacados a lo largo de un curso y el acto de clausura, en el que estamos, es uno de ellos, porque cierra de manera muy brillante y de una forma simbólica todo un curso de mucho trabajo y esfuerzo de toda la Comunidad Educativa y es un encuentro final de celebración y reconocimiento por lo realizado.

Del mismo modo, en la tarea de dirigir un centro educativo se suceden muchos momentos importantes y el final de este curso es especial, porque se cumplen seis años como director del instituto. Termina un ciclo o período de dirección y comienza otro nuevo de cuatro años, con la tranquilidad de ánimo y la legitimidad que da el visto bueno ampliamente mayoritario del Consejo Escolar, y que espero sea, al menos, igual de fructífero y satisfactorio.

Cabe, por tanto, teniendo en cuenta todo lo anterior, relacionar los dos hechos, ya que muchos y muchas de los que ahora terminan 2º de BTO son nuestra primera promoción como Equipo Directivo, es decir, entraron en 1º de ESO en nuestro primer año en la dirección. Es, por lo tanto, una promoción especial desde el punto de vista profesional. Pero, además, como todos sabéis, es también una promoción especial desde el punto de vista personal.

También cabe, dejando aparte legítimos sentimentalismos, hacer un balance de estos seis años. Un balance que objetivamente, creo, tiene que ser muy positivo.

o Primero, porque el Centro ha crecido, y lo ha hecho en muchos aspectos: alumnado, grupos, oferta educativa, infraestructuras, etc.

o Segundo, porque se ha conseguido un Centro abierto, que es referencia para su Comunidad, para la localidad y para otros centros de otras localidades, que ven en el Virgen del Castillo un ejemplo de formación y de organización.

o Tercero, y más importante, porque, como podemos comprobar todos los años en este acto, se realiza un gran esfuerzo para poder ofrecer una enseñanza de calidad que permita acciones formativas tan dispares y eficientes como el PARCES (PROA), participar en el programa de Modelo de Parlamento Europeo con alumnos seleccionados en la fase regional y nacional, realizar un recital poético y musical o tener cursos de adaptación curricular que permiten al alumnado con dificultades conseguir su título.

o En definitiva, concluir que, a pesar del trabajo, del esfuerzo y de los problemas que todo esto acarrea, la satisfacción es muy grande y en una hipotética balanza siempre pesa muchísimo más todo lo positivo y reconfortante que lo problemático y lo negativo.

Pero esta satisfacción y esta euforia, si se quiere, no significa que no haya que mejorar y que haya asuntos y temas por resolver y retos por conseguir. Sobre todo, en un momento de cambios educativos tan importantes como estamos viviendo y que, desde luego, sólo podemos afrontar juntos, como Comunidad Educativa, sin protagonismos estériles, sin corporativismos trasnochados y retrógrados y con respeto por el trabajo y las obligaciones de cada uno de nosotros.

Sin embargo, no podemos olvidar que los verdaderos protagonistas de este acto son las alumnas y alumnos de 4º de ESO y de 2º de BTO y todas y todos los que van a ser reconocidos por algún motivo en este magnífico escenario.

El alumnado de 4º de ESO y de 2º de BTO ha llegado a una de sus metas. Ahora quedan otras que les llevarán a una formación más específica y, antes o después, al mundo laboral. Todos y todas sabéis, porque lo tenéis muy reciente, que hay que hacer un esfuerzo importante para conseguir el objetivo. Os pido que siempre lo tengáis, que siempre marquéis en vuestro horizonte una meta que merezca la pena conseguir, porque esa meta hará posible y necesario vuestro esfuerzo y provocará que al final sigáis consiguiendo los retos que os vayáis marcando. Enhorabuena a todos los que tituláis ahora y un recuerdo a los que lo harán en septiembre. Recordad que formáis y formaréis siempre parte de nuestra Comunidad Educativa y que las puertas del centro siempre estarán abiertas para los que ya termináis.

Por otra parte, los reconocimientos que se van a entregar muestran el amplio abanico de posibilidades que ofrece el Centro: alumnado del PARCES, mejores expedientes académicos, participantes en programas deportivos, lectores y lectoras empedernidos, alumnos y alumnas excelentes, etc., algo que refleja la oferta formativa amplia e integral que quiere ofrecer el instituto.

En último lugar, quiero manifestar mi agradecimiento a todos los sectores, instituciones y organizaciones, que forman parte de nuestra Comunidad.

Al Sr. Inspector, aunque para mi es simplemente Mariano, por su apoyo, sus consejos y su cercanía, al Ayuntamiento, por su colaboración, a los Servicios Sociales municipales por el esfuerzo de este curso por disminuir el absentismo, a la asociación Andalucía Acoge por el proyecto de interculturalidad y mediación que desarrolla, a la asociación local ALPRED por ayudar a llevar a cabo una experiencia muy positiva para el centro y a la empresa Aulas Formativas por contratar a nuestros monitores del Deporte en la Escuela.

A las familias, porque en su inmensa mayoría colaboran con el centro comprendiendo y respaldando la labor del profesorado creando así las bases de una buena educación para sus hijos. En este sector, me gustaría agradecer especialmente la labor del AMPA Alameda por su trabajo y colaboración con el Centro.

Al profesorado, porque con su trabajo y su dedicación va consiguiendo perfilar la educación y los conocimientos de nuestro alumnado. Muchas veces no se entiende bien su inmenso trabajo, pero quien ha vivido la realidad de algún aula sabe la dificultad que entraña la labor docente y podemos estar muy orgullosos del profesorado del Centro. Sin embargo, quisiera hacer aquí una pequeña reflexión. El profesorado, en general, no sólo el de este centro, debería comprender que el centro se proyecta más allá de las cuatro paredes de un aula, de la sala de profesores o de un departamento y que es algo más amplio, que abarca actos como el que estamos celebrando ahora aquí.

También, al Personal de Administración y Servicios, que hacen posible el día a día de nuestro instituto con una labor callada y poco reconocida.

Al personal contratado por el Centro gracias a sus proyectos, monitores del Deporte en la Escuela, Apoyo al alumnado inmigrante, PARCES y a la trabajadora social de este último programa, porque prolongan más allá del horario lectivo normal las líneas de actuación y la idea de centro que tenemos.

Al Alumnado, porque es el principal protagonista del sistema educativo. Hacia él van dirigidos todos los recursos utilizados y todas las miradas de familias y profesorado. Y nuestro alumnado, salvo casos muy, muy excepcionales, es un buen alumnado, aunque para mi, personalmente, me parece no sólo bueno, sino extraordinario.

Al Departamento de Actividades, y sus más directos colaboradores porque mucho de lo conseguido por el Centro, en general, y este acto anual, en particular, se debe a su dedicación y trabajo.

Al Equipo Directivo, porque hace posible la organización y gestión del instituto y hace más llevadera la responsabilidad de la Dirección.

Y, para terminar, gracias a todas y todos porque me hacéis, simplemente, FELIZ.

martes, 25 de mayo de 2010

jueves, 20 de mayo de 2010

LA FORMACIÓN

Es un tema muy importante y se nos abren unas posibilidades inmensas con las formación virtual, on line o no presencial que tenemos que aprovechar para estar al día y renovar los recursos y la metodología. Durante este curso he realizado un curso del Instituto de Tecnologías Educativas (ITE) del programa eTwinning para poder desarrollar proyectos colaborativos, aprovechando los recursos TIC, con centros de otros países y actualmente estoy haciendo tres cursos. El primero, forma parte del módulo III de la formación de la Escuela TIC 2.0, a través de una moodle del CEP de Alcalá y el tema son los wikis. El segundo, es un curso de la Red Virtual del mismo CEP sobre elaboración de materiales digitales con ExeLearning y el tercero es un curso sobre Pizarras Digitales, también en una moodle de la empresa que monta las PDI. Como vemos, múltiples posibilidades y opciones, pero todas dirigidas a la búsqueda de nuevas formas de enseñanza que intenten mejorar lo que hago hasta ahora.

domingo, 9 de mayo de 2010

Presentación de la última sesión de formación de directores en prácticas desarrollada el 5 de mayo de 2010..

El Hiyab en la Plataforma de formación de directores/as en prácticas.

Intervenciones en la plataforma:


Primera:


Verdaderamente es un tema complejo y delicado; y como todo tema de esta índole, no podemos afrontarlo con simpleza. Si entendemos la interculturalidad como el concimiento mutuo desde el respeto y la tolerancia, no podemos imponer una única forma de vestir, ni de pensar.

Pienso que debe quedar claro que si queremos convivir, tenemos que respetar y comprender otras costumbres y si todo esto lo enfocamos desde el punto de vista educativo, que una alumna lleve el velo puede dar pie al debate y al conocimiento del/a otro/a. Otra cuestión es la regulación de otros temas, parecidos pero diferentes, en relación con la indumentaria de nuestro alumnado (¿el profesorado también podría entrar, no?) y, la verdad, no se que es más ofensivo, dañino o poco respetuoso,si un velo o una camiseta grosera (como la que comentó otro director en otra intervención).

Creo que el sentido común y la confrontación de ideas y pareceres que este debate abre puede ayudar a plantearnos en nuestros centros como plantear este tema.





Segunda:


Gracias por el vídeo, compañero (agradecimiento a Miguel Rosa por colgar el vídeo de la entrada anterior). Creo que el debate no debe derivar hacia disputas sobre integrismos sino sólo a intentar comprender el tema en todas sus dimensiones, religiosa y cultural. Se dice que si vamos a un país islámico no podemos mantener algunas de nuestras costumbres (y creo que lo decimos porque pensamos que está mal, aunque nos aguantemos) y, precisamente utilizamos este argumento para justificar que cuando vengan aquí tampoco puedan (¿eso puede ser "ojo por ojo"?). Deberíamos ser un ejemplo de tolerancia, no de lo contrario. No se trata de renunciar a nuestras costumbres y nuestros valores, sino de compartirlos. En mi centro hay alumnas musulmanas que no se distinguen de sus compañeras lebrijanas en su aspecto, están integradas y asimiladas. Si alguna, algún día (como han venido sus madres y hermanas) viniera con el hiyab, se distinguiría en el aspecto, pero ¿ya no estarían integradas y asimiladas y serían un peligro para la convivencia?, o más bien sería un modo de mostrar la diversidad: de religión, de culturas, de costumbres. Sería, también, una oportunidad para el aprendizaje.

La polémica del hiyab. Para comprender.